12 de noviembre de 2013

Diabetes gestacional, esa amenaza silenciosa


Ahora que estamos a punto de celebrar un año más el Día Mundial de la Diabetes, queremos aportar nuestro granito de arena y contribuir al debate sobre esta enfermedad. La campaña de 2013 gira una vez más en torno a la necesidad de educarnos en salud para mejorar la prevención de la diabetes. Y es que, a pesar de que cada vez contemos con más información sobre sus síntomas y su tratamiento, ésta puede resultar confusa. La diabetes tipo 1 y tipo 2 centran una buena parte de la atención de los canales de difusión médica no especializada. Por eso, nos interesamos especialmente por la diabetes gestacional, esa gran olvidada. 

Diabetes, embarazo y otros problemas de salud
Tal y como su propio nombre indica, este tipo de diabetes es el que se registra durante el embarazo.  Se define como la subida de los niveles de azúcar en sangre (glucemia) en este período en concreto, sin que se haya dado con anterioridad. Si las causas de la diabetes en general son todavía un tanto difusas y tienden a estar relacionadas con un funcionamiento incorrecto del sistema inmune, la gestacional está íntimamente ligada a las funciones hormonales. Las variaciones en las hormonas que ocurren durante el embarazo pueden provocar diversos efectos, tanto físicos como emocionales. Un mayor riesgo de sufrir hemorroides, problemas circulatorios, cambios de humor y síntomas depresivos son algunos de ellos. La diabetes es uno de los más frecuentes. 

Causas, síntomas y tratamiento de la diabetes gestacional
Las hormonas femeninas durante el embarazo pueden llegar a bloquear el trabajo que realiza la insulina en el organismo. Así, la glucosa en sangre tiende a aumentar en este período. El riesgo se incrementa a medida que la mujer se hace mayor, si tiene algún antecedente familiar de diabetes, si ha tenido un parto anterior con complicaciones o ha dado a luz a un bebé de más de 4 quilos. La hipertensión arterial o el sobrepeso predisponen también a la mujer a sufrir diabetes gestacional. El exceso de líquido amniótico o el haber tenido un aborto espontáneo son también dos factores a tener en cuenta. Los síntomas de esta enfermedad son diversos y pueden llegar a resultar equívocos. Los más importantes se reducen a: visión borrosa, cansancio, infecciones de vejiga, vagina o de la piel, aumento de la sed y de la micción, pérdida de peso inusual. Es importante un diagnóstico precoz para evitar complicaciones mayores. Solo así se podrá evitar que la diabetes durante el embarazo se convierta en una afección crónica. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada