18 de febrero de 2013

Descúbrelo todo sobre las "BB creams"




Las estanterías y los expositores de las droguerías y tiendas de cosmética en general están llenas de pequeños frascos o tubitos de cremas que contienen las que parecen ser las siglas mágicas: "BB". Pero aunque nos hayamos acostumbrado a ver este producto por todas partes y a usarlo con mayor o menor acierto, seguimos sin saber gran cosa sobre qué son y cómo funcionan las "BB creams". 

¿Qué significa "BB cream"?
Si eres una de tantas mujeres que creen firmemente que la doble "B" de esas etiquetas se corresponde con la palabra "bebé", estás muy equivocada. No tiene absolutamente nada que ver con la capacidad que tenga esta crema de dejarte la piel del rostro tan suave, lisa y cuidada como la de un niño. Se corresponde, sin embargo, con un concepto que hemos tomado prestado del inglés, el de "Blemish Balm". Acuñado por dermatólogos alemanes, el bálsamo reparador era un producto especialmente indicado para proteger y cuidar la piel tras haberse sometido a intervenciones quirúrgicas o con láser. Su acción antiinflamatoria sería la clave para conseguir ese efecto. Pero el éxito de la fórmula BB se debe por encima de todo a la fiebre oriental por los productos cosméticos blanqueantes. Los pigmentos originales de las primeras versiones hicieron furor en Japón y Corea del Sur, donde hasta las actrices las utilizaban para conseguir un acabado mate y blanquecino. 

"BB cream" en versión occidental
El triunfo oriental ha llevado a muchas marcas de cosmética a buscar nuevas fórmulas que permitan adaptar estas cremas a las necesidades de las occidentales. Gracias a un tono de pigmento más dorado, sirven ahora también para las mujeres mediterráneas. A ello se le ha añadido también una cobertura aligerada que permite cuidar la piel y disimular imperfecciones. La textura final es menos cubriente y el acabado resulta más luminoso. 

Entonces, ¿qué son las "BB creams"?
Ni es un maquillaje, ni una hidratante, ni un corrector. Es todo eso a la vez y más. Al ser un cosmético de cuidado híbrido, ataca varios frentes de forma eficaz. Combina las ventajas de la hidratación, la corrección, la reparación, la luminosidad y la protección anti-UV. Son capaces de mimetizarse con cualquier tipo de piel siguiendo la gama de color de cada marca. Eso sí, la complejidad de cada una de las fórmulas hace que los precios de las mágicas "BB creams" oscilen entre los 10 euros hasta más de 50.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada