4 de febrero de 2013

Menopausia quirúrgica precoz y pérdida de memoria




La menopausia es ya de por sí un período difícil en la vida de cualquier mujer. La retirada de la menstruación no conlleva el oasis de paz que muchos creen. Muy al contrario, los cambios hormonales suelen ser bastante importantes y, casi siempre, requieren de tratamiento especializado. Los síntomas habituales van desde las alteraciones del sueño, los cambios de humor, los sofocos y la sudoración nocturna a los problemas musculares. Sin embargo, la menopausia quirúrgica precoz puede ser todavía más agresiva.

¿Qué es la menopausia quirúrgica precoz?
Se habla de menopausia precoz en aquellos casos en los que la mujer tiene su última menstruación antes de los 40 años. Se trata de una condición fuera de lo común, por lo que exige cuidados especiales. No es muy común en nuestro país ni es fácil determinar su origen, así como su vinculación hereditaria. En caso de que dicho trastorno se produzca como resultado de una intervención médica estaremos hablando de menopausia quirúrgica precoz. 

Particularidades de la menopausia temprana
La sintomatología referida anteriormente afecta también a las pacientes afectadas por la menopausia precoz. Al adelantarse el climaterio, sus vidas se ven modificadas tanto en un plano biológico, como social y psicológico. La depresión es bastante frecuente en estos casos, por lo que no debe minimizarse la incidencia de este trastorno. Al estar más expuestas a los riesgos que las mujeres de su franja de edad, es necesario recurrir a tratamientos farmacológicos especializados para combatirlos. Se trata de compensar la anomalía no solo a nivel hormonal, sino también con calcio para prevenir la osteoporosis.

Menopausia quirúrgica precoz y la memoria
Cuando la alteración del ciclo fértil femenino no se debe a ninguna causa biológica sino médica, los efectos son igualmente severos. La extirpación de los ovarios, a menudo acompañada por una histerectomía, provoca los mismos efectos que el climatérico ordinario. Sin embargo, los últimos estudios apuntan a una íntima relación entre la pérdida de la menstruación temprana y la disminución de la memoria y la capacidad de pensamiento. Con motivo de la 65 reunión anual de la Academia Americana de Neurología (que se celebrará en San Diego, EEUU, en marzo) serán presentadas las conclusiones de dicha investigación. Por el momento, se conoce que en las mujeres que se han sometido a la menopausia quirúrgica se aprecia un descenso acusado de la memoria a largo plazo (en torno a nociones como el tiempo, el espacio, los conceptos e ideas, por ejemplo). Al mismo tiempo, se apunta a una estrecha relación entre dicha intervención y el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada