15 de octubre de 2013

Las dietas "detox" a examen


El otoño es el momento ideal para ponernos en forma y afrontar con buena cara la temporada que se avecina antes de que el mal tiempo esté de vuelta. Con las Navidades a la vuelta de la esquina y los vestidos de noche ya en mente, nada mejor que marcarnos un plan de mantenimiento completo que nos ayude a evitar posibles excesos. ¡Que el frío y la lluvia no nos impidan seguir con nuestra rutina saludable! En casa o en el gimnasio, las opciones para continuar con la actividad física regular son múltiples. Y como complemento, nada mejor que una dieta adecuada. Frutas, verduras, pocos azúcares y grasas, una buena dosis de líquidos y proteínas nos ayudarán a conseguir y conservar una silueta de lujo. Adelgazar y mantener el peso conseguido no tiene por qué ser una tarea difícil siempre y cuando se sigan las pautas anteriores. Para acelerar el proceso son muchas las que recurren a las llamadas dietas "detox". ¿En qué consisten?

¡Desintoxícate con tu dieta!
Como tantos otros planes dietéticos, los regímenes "detox" han sido popularizados gracias al poder  que ejercen como reclamo las estrellas de Hollywood. Las exigencias de la industria cinematográfica y de la moda han llevado en los últimos años a  muchas celebrities a buscar nuevas fórmulas que les permitan conservar un aspecto acorde a los estrictos cánones de belleza actuales. Para conseguirlo, no dudan en recurrir a dietas de lo más rocambolesco. ¡Todo sea por lucir una figura espectacular! Gwyneth Paltrow, Donna Karan o Martha Stewart son algunas de las seguidoras confesas de las dietas "detox".  No ocultan su secreto y se han propuesto extender la receta de sus espectaculares cuerpos allá por donde van. Entrevistas, libros, anuncios y artículos en blogs personales han hecho de estos particulares regímenes una referencia para miles y miles de mujeres. Veamos cuáles son sus principales claves. 

Los secretos de las dietas "detox"
- Están concebidas para purificar el organismo. De ahí la etiqueta de "desintoxicantes". 
- Son dietas radicales, pues reducen la ingesta de alimentos a una serie restringida de los mismos.
- Giran en torno a un elemento concreto, elegido en función de sus supuestas cualidades depurativas.
- Son de duración limitada. Normalmente se reducen a una semana o diez días. Al ser planes nutricionales especiales, la tolerancia del organismo a los mismos es baja.
- No actúan contra el efecto rebote. Lo más importante a la hora de seguir una dieta es gestionar el fin de la misma, pues el choque entre la misma y la vuelta a la rutina suele desencadenar un aumento de peso. 

¿Cómo planificar un menú desintoxicante?
- Tomar una dosis de aceite de oliva virgen extra cada noche para estimular la actividad renal.
- Acompañar la dieta de un laxante para que el colon funcione correctamente.
- Simultanear el régimen con un plan de ejercicio o meditación.
- Optar por productos orgánicos.
- Beber grandes cantidades de agua y otros líquidos.
- Seguir la dieta de forma estricta durante la duración de la misma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada