8 de octubre de 2013

Té verde: el aliado de toda dieta para adelgazar


El mundo de la nutrición no está exento de mitos y leyendas que distorsionan nuestra perspectiva sobre los alimentos que tenemos a nuestro alcance. Ya sea por creencias tradicionales erróneas o por algún tipo de promoción lanzada desde la industria alimentaria, periódicamente asistimos a la exaltación o caída en desgracia de decenas de productos. La carne de caballo, la piña, el aceite de girasol o el chocolate son buenos ejemplos de ello. Sin embargo, dichas informaciones no son siempre cuestionables. Y es que en ocasiones nos sirven para conocer más de cerca las propiedades nutricionales de elementos tan beneficiosos como el té verde. Su lista de efectos positivos para la salud es tan larga que resultaría difícil condensarlos en una única entrada. Por eso hoy le dedicamos una especial atención a sus cualidades como potenciador de los planes de adelgazamiento. ¡Descubramos por qué!

¿Por qué el té verde ayuda a adelgazar?
Que el té verde sirve para perder peso es ya una idea aceptada por una gran mayoría de nosotros, aunque en realidad no sepamos muy bien a qué se debe dicha capacidad. Es importante puntualizar que el té verde en sí no nos hace adelgazar, sino que contribuye a mejorar el rendimiento obtenido con una dieta adecuada y una actividad física frecuente. Es, en definitiva, un complemento nutricional excepcional a la hora de conseguir un peso saludable. Esta infusión tiene un importante poder quema grasas, potenciando que el organismo utilice más calorías de lo ordinario. Ello de debe a que el té verde contiene unos niveles elevados de polifenoles, contribuyendo a que el organismo libere noradenalina y se inicie así un proceso acelerado de quema de grasas. Así se aumenta la producción de energía y se elimina una mayor cantidad de lípidos acumulados en el cuerpo. Además, en ese proceso no se pierde masa muscular, tal y como suele suceder con dietas para adelgazar rápido. Es recomendable, por lo tanto, tomar té verde a menudo pero sin abusar de él. Cuanto más pura sea la infusión, mejores serán los resultados obtenidos. 

Otras propiedades del té verde
Y si esta bebida ha demostrado sus cualidades a la hora de aumentar el rendimiento de una buena dieta de adelgazamiento, sus propiedades no se limitan a la quema de calorías. Los expertos han confirmado una larga lista de beneficios asociados al consumo regular de té verde. Es conocido como antioxidante, por lo que ayuda a combatir el envejecimiento, previniendo las arrugas y fortaleciendo los huesos. También contribuye a reducir el riesgo de sufrir artritis y fortalece la memoria, previniendo el Parkinson. Pero eso no es todo. Esta infusión es también buena para la diabetes y la hipertensión, pues ayuda a regular los niveles de glucosa en sangre y actúa reforzando el sistema cardiovascular. Estimula nuestro sistema inmunitario y nos blinda frente a infecciones de oídos, gripes y resfriados. 

Con semejante lista de cualidades, ¿quién puede resistirse al té verde?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada