10 de abril de 2013

¡Cuidado con las uñas de gel!


La manicura no es solo el clásico bicolor francés. Ahora que estamos en plena primavera y ya empezamos a soñar con el verano, los colores brillantes y potentes comienzan a tomar la carta de colores para nuestras uñas. Los tonos tropicales y el verde en todas sus variantes (desde el turquesa al menta) triunfarán esta temporada que viene, pero los clásicos tonos joya (rojo, púrpura o amarillo) prometen seguir dando guerra. Eso sí, hay que recordar las uñas sufren si se ven constantemente sometidas a la acción de productos químicos sobre su superficie, por muy buenos que éstos sean. A veces, optamos por las uñas postizas para proteger las naturales o para mejorar su aspecto ajado. ¡Cuidado!: las uñas de gel tienen sus pros y sus contras.

¿Qué son las uñas de gel?
Para las pocas despistadas que todavía no conocen esta gran novedad de la manicura en los últimos años, os ofrecemos un rápido repaso sobre sus principales características. Las uñas de gel se presentan como la solución estética para lucir unas manos impecables durante más tiempo. Su nombre induce a error, pues no están fabricadas realmente a base de gel. Más bien se trata de un material acrílico que se pega a la uña original con una gota de un pegamento especial. Se adaptan a a la forma de las naturales y se pueden limar y cortas al gusto de cada una. Sus acabados son de lo más diverso y pueden retocarse a placer. A priori, todo son ventajas, ¿no?

Inconvenientes de las uñas postizas
Los dermatólogos, sin embargo, no están tan a favor de las uñas de gel. Hace tan solo unas semanas leíamos en los periódicos una noticia que hablaba de su lado oscuro y desconocido. Desde la Academia Estadounidense de Dermatología insistían en subrayar que su uso continuado puede hacer que las uñas se hagan más finas. Además, suelen provocar la pérdida de su brillo natural o su ruptura. Incluso podrían servir para disimular enfermedades de las uñas. La acetona que se usa para retirarlas tampoco es demasiado recomendable para la salud de las naturales. Los especialistas recomiendan dejar descansar las uñas, hidratándolas varias veces al día y prestar atención a su apariencia para detectar posibles problemas. En este caso, no hay que hacer buena la máxima de que para estar bella hay que sufrir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada