29 de abril de 2013

Claves para conseguir un pecho firme



Estamos ya en plena cuenta atrás hacia el verano. El calor se hace sentir y empezamos a cambiar el armario invernal por la ropa ligera y fresca. También surgen las primeras inseguridades al liberar a nuestro cuerpo de la tiranía de las prendas de abrigo. Cuanta más piel enseñamos, más tendemos a cuestionarnos sobre nuestro aspecto. Es entonces cuando solemos dar el pistoletazo de salida en la carrera por conseguir un cuerpo de escándalo en el menor tiempo posible. La "operación bikini" está a la vuelta de la esquina, pero no es el peso lo único que nos preocupa en ella. El estado de nuestro pecho también nos trae en jaque, con razón o sin ella. 

Un bonito pecho, un bonito escote
Ahora que pensamos ya en las camisetas y tops que podremos rescatar del olvido, nos damos cuenta de que durante todo el invierno hemos descuidado un poco nuestro torso. En lugar de seguir lamentándonos por nuestra dejadez y la comodidad de esos jerséis y chaquetas oversize que hemos vestido hasta hace poco, es hora de ponerse manos a la obra. Aunque la genética tenga mucho que decir en la textura y la forma de nuestro pecho, siempre podemos contrarrestar sus efectos. No te atormentes si tu madre o tu abuela tienen el pecho ligeramente caído. Tú estás a tiempo de reforzar tus pectorales para lucir un pecho firme. Y, lo que es mejor, no necesitarás cirugía estética. 

Trucos para conseguir un pecho firme
El pecho no tiene músculos, por lo que es difícil tonificarlo directamente. Eso sí, siempre puedes trabajar la zona del contorno (en este caso los pectorales mayores) para aumentar su firmeza y elasticidad. Al reforzarlos, estarás consiguiendo que la piel de tu pecho se mantenga en forma y no tienda a caerse. Utiliza siempre un sujetador de tu talla y evita los modelos que puedan provocarte roces o molestias. En la ducha, atrévete con el grifo del agua fría durante uno o dos minutos, y describiendo círculos. Así favorecerás la circulación y la firmeza de la piel. Las pérdidas de peso son fatales para el aspecto del pecho, por lo que olvídate de dietas radicales que te dejarán exhausta. También es una buena opción aplicar masajes con cremas hidratantes y aceites esenciales después del baño. Incluso puedes hacerte tu propia mascarilla casera a base de pulpa de manzana o piña, yogur y levadura de cerveza. Es fácil y no requiere un gran esfuerzo, ¡así que ya no hay excusas para no presumir de escote este verano!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada