8 de abril de 2013

La píldora disminuye el deseo sexual: ¿verdad o mito?




En los últimos meses, la píldora anticonceptiva ha estado en el ojo del huracán mediático. Sus efectos secundarios se analizan ahora con lupa, después de que se hayan registrado en Francia varias muertes relacionadas con la toma continuada de la misma. Desde la comercialización de sus primeras versiones hace más de cinco décadas, a este método para la prevención de embarazos no deseados se le han achacado a menudo todo tipo de perjuicios para la salud de la mujer. ¿Es cierto que la píldora baja la libido sexual femenina?

Deseo sexual y anticoncepción
El boca a boca ha alimentado la teoría de que la píldora anticonceptiva puede hacer que la mujer que la toma pierda en cierta medida el interés por el sexo. Sin embargo, los ensayos de laboratorio llevados a cabo por las distintas farmacéuticas encargadas de comercializarla no han observado ninguna relación unívoca entre ambos. Es cierto que son muchas las usuarias de este tipo de anticonceptivos orales las que han experimentado una disminución de la libido, más o menos intensa. La Sociedad Gallega de Contracepción ha publicado una reciente revisión sobre este tema, escrita por el doctor David Gómez Sánchez, y las conclusiones de la misma son reveladoras. Este especialista del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital de Verín estima que es muy difícil distinguir hasta qué punto las disfunciones sexuales observadas obedecen al tratamiento hormonal o a otros factores externos. Uno de los principales argumentos a la hora de rechazar que la píldora disminuya el deseo es la desproporción entre el número de mujeres que la usan y los casos de problemas sexuales declarados. De haber una conexión irrefutable, estaríamos asistiendo a una verdadera epidemia de complicaciones sexuales femeninas.

Efectividad de la píldora y calidad de vida
Muy a contrario, desde la Sociedad Española de Contracepción (SEC) se apunta una tendencia de signo opuesto. Así, los anticonceptivos por vía oral -con un índice de efectividad que supera ampliamente el 90%- aportan a la mujer una gran seguridad a la hora de mantener relaciones sexuales. Eso permite que se relaje mucho más, dejando a un lado el riesgo de embarazo. La tranquilidad a la hora de practicar el sexo tiene notables efectos sobre la libido, que tiende a aumentar al no verse condicionada por factores psicológicos.  
Por mucho que haya hecho correr ríos de tinta, parece que la píldora no es el causante último de la pérdida de deseo en la mujer. Habrá que seguir buscando...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada