29 de mayo de 2013

Claves para adelgazar y mantener tu peso ideal

Son muchas las mujeres -y hombres- que a estas alturas están inmersos en plena contrarreloj para librarse de esos quilos demás que cada temporada amenazan con arruinar los outfits playeros. Si te agobia la perspectiva de no lograr tus objetivos y verte sometida a una espiral de pérdida y aumento de peso, necesitas nuestras sugerencias para llevar a cabo una operación bikini con éxito. Evita el efecto rebote siguiendo una serie de sencillas pautas. ¡Porque las dietas no tienen por qué convertirse en una tortura china!

¿Cómo cuidar la línea?
En muchas ocasiones, perder peso no es el paso más difícil a la hora de mejorar nuestro aspecto físico. Sometiéndonos a una dieta y combinándola con una dosis de ejercicio podemos adelgazar una media de entre 3 y 5 quilos al mes. Sin embargo, lo complicado suele venir después de eso. Es esencial aprender cómo afrontar el proceso de consolidación de la pérdida de peso para no caer en trampas que nos hagan dar al traste con lo logrado hasta el momento. Para triunfar tras la dieta, es importante respetar las guías nutricionales seguidas durante la misma, manteniendo un nivel alto de motivación y compromiso. El descanso será, junto con la actividad física, el mejor complemento para mantenerte en tu peso ideal. Destierra la tiranía de los regímenes exprés y respeta los siguientes pasos:

- Cambia tu rutina. No deseches los nuevos hábitos alimenticios que has adquirido. Son más que una serie de normas para adelgazar: son una garantía de salud.
- Ponte las pilas. El sedentarismo es el mayor enemigo de las dietas de adelgazamiento. No esperes conseguir tus objetivos quedándote todo el día en el sofá. Una buena de ejercicio aeróbico no solo te ayudará a perder peso, sino que mejorará tu estado de ánimo.
- Bebe mucha agua. Te permitirá eliminar toxinas y evitar la retención de líquidos
- Descansa bien. En la medida de lo posible, intenta dormir al menos 8 horas al día. Así también te sacarás de encima la ansiedad que te lleva a picar entre comidas. 
- Intenta variar los menús. Con una alimentación diversa y divertida, es más fácil disfrutar del placer de comer a dieta. Eso sí, regálate un día a la semana para darte un capricho nutricional. 
- Busca ayuda en tu familia y amigos. Ellos serán tu mejor apoyo a la hora de mantener tus propósitos. 

Ahora que has conseguido recuperar tu peso ideal, ¡consérvalo!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada