8 de mayo de 2013

Planes para el verano: llega la dieta de puntos

Cada primavera nos bombardean cientos de nuevos planes dietéticos a cada cual mejor y más eficaz a la hora de bajar esos quilillos de más que hemos acumulado bajo los jerséis invernales. A la vuelta de la esquina se encuentra el temido verano, en el que tendremos que pasar la prueba de fuego de ponernos el bikini o bañador de turno y lucir estupendas. Para las que buscan una forma equilibrada de controlar su peso, la dieta de puntos parece una opción de lo más atractiva. Parece la última novedad en tratamientos para adelgazar, pero, en realidad, es un plan nutricional originario de los años '60. En plena fiebre vintage, ¡recuperamos las dietas de nuestras madres y abuelas!

¿Qué es la dieta de puntos?
Este programa para adelgazar, cuyo nombre puede equívocamente recordarnos a las penalizaciones de la DGT española, fue ideado por el estadounidense Jean Nidetch. A él se le ocurrió la posibilidad de sustituir las cuentas de calorías por las de puntos. De esa forma, la pérdida de peso se convertiría en un proceso menos estrenaste para la persona. ¿Sus claves? La idea original ha ido evolucionando con el tiempo, pero se trata esencialmente de una dieta hipocalórica combinada con ejercicio físico. El objetivo es adecuar la ingestión de calorías a las necesidades reales de la persona, siempre en combinación con  una vida activa. 

Para entender la dieta de puntos
Esta dieta funciona con una tabla que atribuye puntos a cada ración de los alimentos más comunes. No se trata de pesar las cantidades ingeridas, sino de valorar su contenido en fibra, proteínas, grasas e hidratos de carbono. Para saber el número total de puntos de los que dispone cada uno, hay que tener en cuenta hasta seis factores: sexo, edad, peso actual, estatura, tipo de actividad y el objetivo a alcanzar con la dieta en cuestión. En función de eso, la persona decide cómo administrarlos. Además, se pueden ganar puntos extra haciendo ejercicio. Cada día se considera un punto de partida, por lo que no sirve echar mano de lo acumulado en jornadas sucesivas. La dieta de puntos promete no solo resultados, sino también una forma más amena de lograrlos. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada