2 de septiembre de 2013

¿Buscas alternativas al botox?


Puede que el verano esté tocando a su fin, pero ello no implica necesariamente que tengamos que abandonar nuestra piel a su suerte. Los rigores del frío amenazarán su bienestar próximamente, por lo que no estaría de más comenzar a pensar en someternos a algún tratamiento reparador que mejore su aspecto y nos haga sentir más guapas que nunca a pesar de los cielos grises que se avecinan. Antes de que el otoño nos sorprenda, apuntémonos a un buen plan de belleza. Eso sí, que sea natural y sin riesgos para nuestra salud. Si hasta no hace mucho las inyecciones de botox marcaban la pauta en este terreno, parece que están perdiendo la carrera en las terapias antiedad. Descubre cómo lucir una piel fina y tersa sin tener que someterte a pinchazos regulares. 

Tras la fiebre el botox
La moda, la belleza y el espectáculo son tres ámbitos que suelen hacer especial hincapié en el aspecto de la persona. El físico es una dimensión esencial en modelos y actores, por ejemplo. El talento y las dotes pueden llegar a verse eclipsados -para bien o para mal- por un la apariencia externa de la persona. La exigencia es tal que muchos actores han decidido revelarse contra la tiranía de la estética. Reivindican la calidad de sus trabajos por encima de todo. Otros muchos han decidido, sin embargo, ceder ante la presión de mantener una imagen joven y cuidada a pesar del implacable paso del tiempo. El botox se ha convertido, así, en el gran aliado de celebridades como Nicole Kidman, Jennifer Lopez, Sharon Stone, Michael Douglas o Mickey Rourke. La diferencia estriba en los límites que cada uno se ha impuesto en su uso (o abuso). Pero el botox no solo es cosa de Hollywood. Siguiendo la estela de los anteriores, han sido muchas las personas de la calle que se han decidido a detener el reloj biológicos con unos cuantos pinchazos. Y las aplicaciones de las mismas se han diversificado, sirviendo ya sea para borrar las arrugas de expresión o para evitar la sudoración en axilas y pies. Sin embargo, los riesgos del uso indiscriminado del botox alimenta la búsqueda de alternativas eficaces. Veamos algunas de ellas. 

Alternativas naturales al botox
La pérdida de la expresión facial y la posibilidad de sufrir otros efectos secundarios a la aplicación del botox ya no son un impedimento a la hora de buscar un tratamiento de belleza que le devuelva a nuestra piel el brillo perdido. Para evitar dichos riesgos, nada mejor que echar mano de alternativas naturales a las famosas inyecciones. Las opciones son múltiples y variadas, destacando la gimnasia facial, los masajes con minerales y la acupuntura cosmética. Hace algún tiempo nos referimos al pilates facial, una de las disciplinas con más éxito para reforzar los músculos de la cara y  mantenerlos firmes y tersos. Si se realizan cada día ejercicios de este tipo, los resultados comenzarán a verse en poco tiempo. En cuanto a los masajes a base de elementos minerales, hay que recordar que estos últimos poseen numerosas propiedades que benefician a nuestra piel. Así, el oro aporta firmeza, revitaliza la piel, mejora la circulación, reduce las ojeras y disimula las arrugas. La plata es también de gran utilidad a la hora de oxigenar la piel. Incluso el polvo de diamante está considerado como un gran exfoliante. Pero si tales caprichos no están a tu alcance, siempre podrías recurrir a las sesiones de acupuntura con fines cosméticos. A través de la inserción de agujas en la cara, se estimula la producción natural de colágeno. Las arrugas profundas se difuminan y se elimina las más superficiales. ¡Conseguirás una apariencia de lo más juvenil y sin efectos secundarios!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada