28 de agosto de 2013

¡No te pierdas las dietas Cormillot!


El mundo de la nutrición ha estado dominado en los últimos años por una serie de nombres propios. La popularidad alcanzada por algunos grandes gurús de la dietética ha hecho que en todo el mundo se hable -y se ponga en práctica- de una serie de planes para adelgazar. Pierre Dukan es, sin duda, el más célebre de todos ellos, seguido de cerca por Atkins. Ahora que la polémica y las autoridades sanitarias cuestionan los procedimientos del primero, parece que hemos iniciado ya la busca de un nuevo referente que ocupe su lugar. Poco a poco, se afianza la figura del Doctor Cormillot. Y es que cada vez oímos hablar más de las llamadas dietas Cormillot. No seas la última en enterarte en qué consisten. Lee ya este artículo y ponte al día en la última moda en tratamientos para adelgazar. 

¿Quién es el Doctor Cormillot?
Esta nueva dieta con nombre propio tiene como responsable al doctor homónimo. Cormillot no es ni más ni menos que un médico de origen argentino que ha consagrado buena parte de su trayectoria profesional a la investigación y divulgación en materia de obesidad y nutrición. En Argentina es toda una autoridad en la materia, dirigiendo la Clínica de Nutrición y Salud y la Fundación ALCO (grupos de autoayuda), siendo fundador del Instituto Argentino de Alimentos y Nutrición (IAAN) y con una larga trayectoria en el sector público sanitario. Su presencia en los medios se ve completada por su participación en programas televisivos y la dirección de la revista Vivir mejor, orientada al asesoramiento nutricional. En los últimos tiempos, Cormillot ha conseguido trascender la fama alcanzada en su país de origen, dando el salto al otro lado del charco. Pero, ¿qué le hace tan especial?

Secretos de las dietas Cormillot
Al contrario que otros planes de adelgazamiento, Cormillot defiende un concepto de la dieta a largo plazo. Según él, es importante que la persona no se sienta presionada a la hora de bajar de peso. Por eso, rechaza la idea de someterse a un plan muy estricto. Defiende la necesidad de plantearse el régimen como un proceso lento, en el que los resultados no se verán de inmediato. El cuerpo ha de adaptarse poco a poco a los cambios en los hábitos alimenticios. Aborda la obesidad partiendo de que ésta es una enfermedad crónica, tan solo controlable y recuperable. Para lograrlo, es imprescindible no perder el ritmo en la alimentación y el entrenamiento que ha de acompañarla. Las líneas principales de las dietas Cormillot son: realizar 5 ó 6 comidas al día, comer muchas verduras y pocas grasas o azúcares, reducir la ingesta de alcohol y practicar ejercicio. Veamos en qué consiste uno de sus menús:
- Desayuno: infusión con leche desnatada y edulcorante, 3 tostadas de pan francés con queso blanco desnatado.
- Media mañana: un yogur desnatado con frutas
- Almuerzo: salpicón de atún natural (1 latita), lechuga, tomate, huevo duro, pepinos, zanahoria rallada y apio.
- Media tarde: un vaso de licuado de plátano con leche
- Merienda: un bocadillo de pan negro de jamón y tomate
- Cena: ensalada de zanahoria, judías verdes y remolacha, una porción de tarta de maíz y un vaso de macedonia

¿Y a ti qué te parece la dieta Cormillot?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada