10 de julio de 2013

Descubre los beneficios del yoga


Hace años que el yoga se ha convertido en una actividad frecuente en nuestra sociedad. Desde el Lejano Oriente llegaba para quedarse esta técnica integral para el tratamiento del cuerpo y la mente. El desconocimiento de su mecánica y su filosofía ha hecho que muchos recelasen de los resultados reales de su práctica. Sin embargo, está cada vez más claro que el aficionarse al yoga es toda una inyección de salud. Veamos cuáles son las claves de su acción sobre nuestro organismo y nuestra psique. 

Practicando yoga
El yoga se define como un sistema holístico de ejercicio físico, espiritual y meditativo. Es, ante todo, una filosofía de vida. Consiste en escuchar y responder a las necesidades naturales del cuerpo, apaciguando el ánimo y favoreciendo el equilibrio interior de la persona. Tendemos a pensar que es solo cosa de mujeres, pero a ellos les pica cada vez más la curiosidad. Para aquéllas que estén pensando en animarse a practicarlo y convertirse en estudiantes (tal es el hombre que reciben sus aficionados) de esta compleja ciencia, recopilamos las posturas o "asanas" más sencillas para principiantes:
- Postura sobre los hombros: "asana" invertido que consiste en apoyarse sobre la zona del cuello y mantener el equilibrio vertical con las piernas en alto. 
- El pez: "asana" horizontal que consiste en respirar profundamente, proyectando el pecho hacia el exterior y apoyando la cabeza hacia atrás. 
- La flexión hacia adelante: para realizarla, hay que sentarse en el suelo y doblarse hasta apoyar la cabeza sobre las piernas. Sirve para estirar la parte posterior del cuerpo. 
- El triángulo: para este "asana" hay que incorporarse, separando lo máximo posible las piernas y tocando con un mano el pie correspondiente mientras que el otro brazo se estira en paralelo al suelo. 

¿Para qué sirve el yoga?
El yoga sirve, fundamentalmente para aumentar nuestros niveles de energía. Todos sus beneficios están interrelacionados y pueden resumirse en: aumento de la flexibilidad de las articulaciones y los músculos, mejor funcionamiento de los procesos metabólicos y anabólicos, mayor nivel de relajación o disminución de la inflamación. Diversos estudios apuntan a que el yoga podría servir para el tratamiento de enfermedades tan diversas como la artritis, la arterioesclerosis, la fatiga crónica, el asma o las varices. También nos enseña a conseguir una buena higiene postural, manteniendo la columna vertebral joven. Incluso puede estimular el funcionamiento de los órganos internos, por lo que favorece tanto el sistema inmunológico, como el digestivo o incluso el respiratorio. Es un ejercicio excelente, por lo tanto, para tratar desde la hipertensión arterial a la obesidad. ¡Nada mejor que practicar yoga para implementar un buen plan de adelgazamiento

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada